24 de noviembre de 2016

EL EMOCIONÓMETRO DEL INSPECTOR DRILO.




“Cuando era pequeño, Drilo lloraba a todas horas. Por la mañana, a medio día, por la tarde, también por la noche. Estando solo, acompañado, despierto o soñando.  Su familia y sus amigos le preguntaban: ¿Qué te ocurre, Drilo? ¿Por qué lloras? Pero él no lo sabía.”

En muchas ocasiones, padres, madres y educadores nos encontramos a diario ante esta y otras situaciones parecidas con los más pequeños. Y es que para ellos aún es difícil descubrir y gestionar sus propias emociones. Las emociones están presentes en nuestras vidas, en nuestra cotidianidad. Es esencial saber descubrirlas, gestionarlas y utilizarlas de modo adecuado, porque sin duda nos va a permitir afrontar nuestras relaciones con los demás de un modo más ajustado y, sobre todo, conocernos a nosotros mismos. 


Hacernos emocionalmente inteligentes exige de un trabajo que debe estar presente en las escuelas y en el seno familiar, sobre todo en un mundo y una sociedad como la que vivimos actualmente. Es primordial que desde las primeras edades conozcamos, comprendamos y controlemos las emociones, aspecto básico para que niños y niñas crezcan sanos y fuertes emocionalmente y se desenvuelvan de modo adecuado.


Controlar la ira, reconocer las emociones básicas, saber nombrarlas y afrontarlas, desarrollar la empatía y la comunicación con los demás, saber escuchar, descubrir las emociones secundarias, abrirse a la expresión de las mismas, son algunos de los aspectos que hay que trabajar con los más pequeños, porque la inteligencia emocional supondrá trabajar una serie de habilidades que son tan importantes para la vida y el trabajo como las asignaturas habituales que trabajamos en las aulas. Un niño puede ser excelente en ciencias, matemáticas o literatura y ser incapaz de controlar su rabia o su ira, establecer relaciones o manejar situaciones de stress.


Hoy estamos de enhorabuena ya que llega por fin a nuestras manos el éxito editorial de la temporada “ El emocionómetro del inspector Drilo”. Un auténtico manual para trabajar con los más pequeños las emociones básicas de modo divertido y motivador. Un completísimo manual que nos atrapó nada más abrir las primeras páginas y que ya ha tenido el éxito esperado al trabajarlo en el aula con nuestros alumnos y alumnas.

Susanna Isern, su autora, nos sumerge en el mundo de la inteligencia emocional de modo extraordinario. Un arduo trabajo para que los más pequeños conozcan al detalle cada una de las emociones básicas a través de las investigaciones de Drilo, un simpático cocodrilo que se mete en la piel de un auténtico investigador privado para adentrarse en el  mundo de las emociones.


A través de distintitas historias nos descubrirá el miedo, la alegría, los celos, la tristeza, la vergüenza, la envidia, la sorpresa, el asco, el enfado y el amor. Nos explicará cuáles son los cambios físicos que experimentamos y nos dará algunas recetas para afrontar dichas emociones. A partir de este maravilloso manual y con ayuda del inspector Drilo podremos hablar con nuestros pequeños de las distintas emociones que afrontan a diario y a reflexionar sobre ellas y a utilizar su invento estrella: el emocionómetro, un singular artilugio para medir nuestras emociones. 

 
Pero el Inspector Drilo no estará solo en este trabajo. Unos pequeños y divertidísimos personajes lo acompañarán en esta tarea, haciendo que esta obra sea aún más motivante. Estos simpáticos personajes son: Yupi, Asustín, Mister Sad, Pelusa, Sonroja, Topamí, Ojiplática, Ceñuda, Puaj y Mimo. Con ellos será sin duda más divertido acercar a los más pequeños a las emociones. En nuestras aulas ya son…. ¡imprescindibles!


Y que sería de esta obra sin el magnífico y excepcional trabajo que la ilustradora Mónica Carretero realiza para “El emocionómetro del Inspector Drilo”. Fiel como siempre a su singular estilo, sus coloridas y divertidas ilustraciones se convierten en el complemente perfecto al texto de Susanna Isern, y ayudarán a los más pequeños a adentrarse y comprender mucho mejor el difícil mundo de las emociones.

http://nubeocho.com/images/pdf/Instrucciones_emocionometro_web.pdf


"El emocionómetro del Inspector Drilo" ha sido editado por la Editorial NubeOCHO.

LUIS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada